¿Por qué trabajar en tu imagen personal como líder del network marketing?

En el Network Marketing las relaciones personales son tan importantes como el producto, y eso es algo que la compañía no puede ofrecer, solamente puedes hacerlo tú. Tú y otros cientos o miles de líderes y distribuidores.
Exacto, es un negocio social donde no sólo ofreces el producto y/o la oportunidad, también debes ofrecer algo de manera más personal.

Para empezar, tú no eres la compañía ni el producto, y ese algo que sólo puedes aportar tú se lo aportas tanto a la persona que está apunto de descubrir el producto o la oportunidad, y se lo aportas a la compañía. Ese algo, es un valor incuantificable. Pero sólo si sabes aprovecharlo, si sabes desarrollarlo.

En un momento en el que las personas se están acostumbrando cada vez más a comprar directamente en internet y recibir el paquete en casa con apenas nada de interacción social, el Network Marketing sigue teniendo éxito precisamente porque sabe potenciar el valor del factor humano. Un negocio donde sus asociados y distribuidores no son simples vendedores, sino personas con las que establecer una relación de confianza a largo plazo.

De hecho, aquellos que se centran en desarrollar su imagen personal y no tanto en vender de forma automática tienen mejores resultados.

Debes querer que la gente no solamente quiera obtener el producto, sino que realmente quieran obtenerlo contigo. Debes desear que la gente no sólo desee entrar en la oportunidad de la compañía, sino que específicamente quieran hacerlo en tu equipo. Que seas tú quien los eduque y los entrene. Que sepan que pueden confiar en ti para que les ayudes a mejorar sus vidas. Y por ello tú debes ser más que un valor añadido, eres lo primero que debes vender.

Tu imagen personal crea un valor de lo que te hace único, destaca tus mejores características y te hace claramente reconocible. Tu imagen personal es tu forma de destacar de manera profesional de entre toda la oferta que pueda existir. No se trata de ser mejor que nadie, sino ser lo mejor que puedes ser y ofrecerlo al mundo, siendo tú mismo.

Tu marca personal seguirá contigo, ayudándote en tu vida profesional allá donde vayas, tanto si decides seguir en la compañía en la que estés, como si decides emprender otro camino en unos años.

Cuando creas una fuerte marca personal tendrás personas que quieran trabajar contigo y te seguirán, estés donde estés y sin importar la compañía o el producto.

 

¿Estás preparado para comenzar a trabajar en tu imagen personal? Cuéntanos cómo podemos ayudarte en este enlace: http://globalmarketingnetwork.eu/#section_page-7280

Post by Cristina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *